Si habéis llegado hasta aquí es porque os ha llamado la atención mi blog y queréis saber algo más sobre mí. Me presento entonces: me llamo Beatriz González y me crié en un pueblo rodeado de campos de Castilla. De gran nombre y pequeña extensión, Peñaranda de Bracamonte, aun estando en provincia de Salamanca, se sitúa a un paso de Ávila. Estudié Periodismo en Madrid, por aquello de salir de lo que luego supe que se llamaba la zona de confort, y con 17 años me encontré haciendo juegos de palabras en la gran vorágine urbanita.

Una estancia Erasmus me llevó a Lyon, donde me peleé y enamoré del francés a partes iguales durante un año. Sin apenas soltar las maletas, encadené esta experiencia con otra beca en Estados Unidos. Me vi 14 horas metida en un vuelo directo de Madrid-Los Ángeles: qué largas se me hicieron. De la Universidad de California en Santa Bárbara recuerdo el campus lleno de bicicletas envueltas un perfecto y asfixiante clima. Yo tuve una.

Crucé de lado a lado este país gigantesco y terminé viviendo, estudiando y trabajando en Washington D.C. Allí concluí una carrera que empezó llamándose Periodismo y acabó siendo un compendio de experiencias, gentes, risas, bibliotecas, choques culturales y situaciones pintorescas. En Washington, en medio de aquella procesión de trabajadores uniformados con ropa business casual, di por completada mi carrera.

Los hilos de la vida se tejieron de manera que encontré mi primer trabajo en Salamanca. Con la carrera terminada, viví otro año de Erasmus compartiendo piso con estudiantes extranjeras en Salamanca y siguiendo al pie de la letra sus agendas de actos. Trabajaba en una escuela de español persuadiendo a franceses y americanos de venir a España a disfrutar experiencias similares a lo que yo había vivido…

Hasta que un día la escritura llamó a mi puerta y, con un suspiro, nos fundimos en un abrazo. Ahora trabajo en una agencia de marketing online. Escribo y publico en internet, mayoritariamente coordinando blogs corporativos. Macedonia Narrativa nace como proyecto personal con el afán de compartir mi afición a la escritura creativa  y a la literatura. ¡Bienvenid@, siéntete libre de curiosear y comentar!

¿Te has quedado con ganas de más? En el siguiente enlace puedes encontrar mi historia contada en 24 aleluyas, que buen trabajo me costaron. ¡Espero que, al menos, te haga sonreír! 🙂

 

¿Quieres compartirlo?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn