Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

Quizá os sorprenderá esta reseña sobre “la España extraña”. Y es que cierto es que no es el tipo de libros que vengo leyendo en estos últimos tiempos. Como algunos de mis lectores ya conocerán, siempre he cariñosamente apodado a mi hermano Luis como el “rey del Misterio” y es que hace unos años descubrí que es un gran aficionado al mundo de lo oculto, que engloba OVNIs, fenómenos extraños y curiosidades históricas.

Algunos lo incluyen dentro del esoterismo (como la Biblioteca de La Casa de las Conchas) pero personalmente prefiero denominarlo el “mundo del misterio”. Por mi hermano sé que dos de los grandes de este mundillo son Javier Sierra y Jesús Callejo. Y precisamente ellos son los autores de este libro que saqué de la biblioteca en Navidad. No me entretengo más y doy paso a la reseña de esta extraña (y curiosa) España.

Javier Sierra y Jesús Callejo

Javier Sierra y Jesús Callejo

Detalles del libro

Título: La España extraña

Autor: Javier Sierra y Jesús Callejo

Editorial: Debolsillo

Nº de páginas: 376

ISBN: 9788483465646

Opinión personal sobre “la España extraña”

Javier Sierra y Jesús Callejo trazan en este libro toda una geografía del misterio en España que bien es cierto que pasa desapercibida en la historia oficial que todos hemos estudiado en clase. Y sin embargo, muchos de estos fenómenos han marcado tradiciones y emplazamientos de tal importancia histórica como el Pilar en Zaragoza o el germen de lo que hoy es Santiago de Compostela.

En esta “España extraña”, por tanto, tienen cabida apariciones de Vírgenes repasando toda la geografía mariana con encuentros, regalos, imágenes inteligentes… que poblaron a nuestro país de ermitas y santuarios hasta en los lugares más recónditos. Las luces inexplicables también tienen cabida en el libro y habla, por ejemplo, de la tradición que ha fijado a la sierra de Monserrat como un enclave OVNI.

Los autores hacen un repaso a las reliquias más curiosas de España. Hay de todo: espinas de la corona de Jesucristo, trozos de la cruz, huesos de santos, los pañales del niño Jesús, piezas de su cuna… ¡de todo! Pero también dedican un espacio especial a la Sábana Santa y las réplicas que hay de ella en algunas iglesias y catedrales españolas.

Por otro lado, Javier Sierra y Jesús Callejo han acuñado el término ORNI, que hace referencia a los Objetos Religiosos – y volantes – No Identificados, que bien son arcones, hostias y demás teleportaciones santas.

Las entidades misteriosas también tienen su rincón en el libro, donde hablan de las leyendas que protagonizan ángeles u otras entidades protectoras. Termina esta guía de la tradición misteriosa con un capítulo final dedicado a las claves ufológicas de nuestra España extraña.

Con estos ingredientes, Javier Sierra y Jesús Callejo han puesto sobre el mapa pueblos que encierran curiosas historias y leyendas. Es un libro que chorrea documentación a raudales y que viene preparado con un apéndice que funciona como verdadera guía si alguien quiere profundizar o acudir a alguno de estos lugares.

Conclusión sobre “La España extraña”

¿Lo peor del libro?

Sin duda es un libro muy documentado, algo que puede ser una ventaja y, a la vez, una desventaja. En algunos tramos del mismo, la descripción de las leyendas o hechos se puede hacer repetitiva. Los autores lo manejan bien, ya que tienden a dedicar más tiempo a hablar de las historias que tienen más enjundia y, mantienen la atención del lector, pero fallan en algunas partes del libro y la narración pierde ritmo.

Echo de menos (y sé que es difícil) que no se profundice más en qué puede explicar algunos de los fenómenos que aparecen retratados en el libro. Sé que es difícil, pero seguramente la ciencia se ha preguntado qué falla y se lo puede relacionar con lo que aconteció a modo de pildoritas. ¡Por pedir que no quede!

¿Lo mejor del libro?

Se trata de un libro muy curioso y me ha gustado la manera en que Javier Sierra y Jesús Callejo tratan la temática, ya que lo hacen desde el respeto y el humor, lo que hace que sea un libro muy divertido. Está estructurado con historias muy breves que en algunos casos te dejan con ganas de más. En este sentido, me ha parecido una buena lectura introductoria que nos lleve luego a ahondar en los temas que más nos han interesado. Tiene una prosa muy limpia y directa, lo que hace que la lectura sea muy rápida.

¿Lo recomendaría?

Sí… pero no a todo el mundo. Y es que es una temática muy particular que o bien te puede llamar la atención o, en cambio, darte repelús. Yo me estoy haciendo un poco fan del misterio, aunque sobre todo de temas históricos.

Resalto del libro este extracto que pareció especialmente curioso:

«Aunque hoy nos parezca absurdo y casi infantil, hubo no pocas personas obsesionadas por saber los detalles más ínfimos de la pasión y muerte de Jesucristo, incluido el número de espinas que tenía la corona que le pusieron en la cabeza, y las lágrimas y gotas de sangre que derramó para redimirnos. En contestación a los deseos manifestados por varias santas y beatas de conocer estos detallitos, la tradición dice que el mismo Jesús escriió una carta que depositó en el Santo Sepulcreo de Jerusalén, donde se da cuenta pormenorizada de esa información. […] Parte de tan esperpéntico texto dice así:

Habiendo santa Brígida y santa Isabel hecho muchas rogativas para saber de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo, se les apareció este Señor y les dijo: “Hijas y queridas, los soldados que me prendieron fueron 105; los que me llevaron a la casa de Anás y a la de Caifás, 52; los que me entregaron, 25; me dieron en la boca 30 puñaladas; empellones, 10; los que me dieron en casa de Anás y Caifás, 150 puntapiés; los golpes que en el pecho me dieron fueron 28; en las espaldas, 80; los que me dieron en mi cabeza fueron 119; de la soga que llevaba al cuello tiraron 78 veces; 350 veces repelaron el cabello de mi cabeza; 70 veces tiraron de mi barba; me dieron amarrado a la columna 5.670 azotes, de los que quedaron en mi cuerpo 150 llagas y 1.600 agujeros (…). Fui arrastrado de los cabellos por tierra 27 veces; (…) al clavarme las manos en la cruz dieron 26 golpes, y 26 al clavarme los pies; tuve en mi cuerpo 5.455 heridas, sin las 1.000 de la cabeza; las gotas de sangre que derramé fueron 30.744; las lágrimas que derramé fueron 600.200”.

¿Llevaba calculadora Nuestro Señor?

Sin comentarios.»

Javier Sierra y Jesús Callejo en “La España Extraña”

Genial, ¿verdad?

 

RelatedPost

¿Quieres compartirlo?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin