Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Este año, en 2017, se celebra el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes. Desde el taller de escritura creativa de Las Conchas hicimos una sesión dedicada a homenajear a esta poeta y su obra. Más conocida por sus programas de televisión infantiles y por la poesía para niños, Gloria Fuertes también cultivó ampliamente la poesía para adultos. “Mujer de verso en pecho” es una de esas colecciones de versos diferenciadas de su poesía infantil. En la sesión del taller leímos poemas extraídos de este libro y, por ello, me decidí a leerlo al completo.

Antes de entrar de lleno en la reseña, aprovecho para dejaros un entretenido documental sobre la vida de Gloria Fuertes, del programa “la mitad invisible”. Es muy interesante para ahondar en lo que ha significado Gloria Fuertes en el panorama de la poesía de nuestro país.

Centenario de Gloria Fuertes en 2017

Detalles del libro

Portada de "Mujer de verso en pecho" de Gloria FuertesTítulo: “Mujer de verso en pecho”

Autor: Gloria Fuertes

Editorial: Catedra

ISBN: 9788437612720

Nº de páginas: 192 páginas

 

 

 

Sinopsis de “Mujer de verso en pecho” y opinión personal

“Mujer de verso en pecho” es una antología de poesía para adultos de Gloria Fuertes. Ya desde el mismo prólogo, Gloria Fuertes deja claras sus intenciones:

Prólogo

Estas palabras que agrupo

os llevan a mis ideas,

os dibujan mis emociones,

os cuentan mis sentimientos,

os descubren mis inventos

y os confiesan mi modo de amar.

De esta manera, “Mujer de verso en pecho” está dividida en cuatro secciones diferenciadas. La primera y más extensa lleva por título “versos que me pasan” y es un compendio de poemas dedicados a la cotidianeidad y en los que Gloria Fuertes intercala versos basados en su propia autobiografía. Por otro lado, las partes finales del libro están dedicadas a sus Poemas de amor, los Poemas a la paz y, por último, una pequeña recopilación de poemas que hablan de Tipos ilustres.

La poesía de Gloria Fuertes es entrañable. Le encanta jugar con la rima y la sonoridad, pero también trabaja mucho los símbolos e imágenes. Gloria Fuertes cultivó una poesía sencilla pero no por ello menos profunda: quería que sus versos llegaran a todo el mundo y, por ello, en cada poema hace un homenaje a lo cotidiano. En los poemas de “Mujer de verso en pecho” encontramos temas transversales que están presentes en todo el libro: la soledad, la guerra, el hambre y la pobreza, la religión… Gloria Fuertes sorprende al lector con su poesía, que está regada de un humor inigualable, por lo que además la lectura es amena y divertida.

Conclusión

¿Lo peor del libro?

¡Que se acabase! Es un volumen de poemas corto con el que te quedas con ganas de más. Por suerte, la obra de Gloria Fuertes es extensa, por lo que tiene fácil solución.

¿Lo mejor del libro?

Leer “Mujer de verso en pecho” ha sido una aproximación a la poesía de Gloria Fuertes que ha dejado muy buen sabor de boca. Me ha encantado su poesía, en la que intercala temas serios y de denuncia social con otros poemas en que destaca la sonoridad y los juegos de palabras. Ese equilibrio entre los dos tipos de poesía está muy cuidado.

¿Lo recomendaría?

Sí, lo recomendaría, por varias razones. En primer lugar, la poesía para adultos de Gloria Fuertes ha quedado sepultada bajo la infantil y ya es hora de que vaya siendo reconocida y admirada más allá del cliché y del etiquetado.

Además, se trata de un tipo de poesía muy cercana, entendible y muy fluida en la lectura, por lo que para los lectores que no sean muy avezados en poesía (entre los que me incluyo), Gloria Fuertes es todo un acierto para empezar. Y por último, ¡qué mejor homenaje hacerle a Gloria que leer su obra en este su centenario!

 

¡Qué difícil se me ha hecho elegir! Sin embargo, aquí os dejo tres de los poemas que más me han gustado:

1979

La luna dicen que es una nave en suspensión

Dejada ahí por otra civilización.

La luna no está tan muerta como dicen,

La luna está hueca

Y sus habitantes viven dentro

Son seres humanos,

Si salen de la luna

Se mueren como los peces si salen del Océano.

 

Hace millones de siglos

Las noches de la Tierra eran bocas de lobo,

La luna no existía

O al menos no estaba donde está

Porque la luna fue y es

Una nave espacial.

***

Oftalmólogo

Veía borroso el poema.

 

El médico de ojos

Me mandó una medicina “lágrimas artificiales”.

El médico me dijo: “Que tengo que llorar más”.

 

Dos gotas por la noche

Y dos gotas al despertar

Yo le dije:

– Doctor, por la mañana

Al leer el periódico lloro

Y por la noche

Si no está mi amor conmigo

A chorros lloro.

 

El oftalmólogo insistió en las gotas

Y en que tengo que llorar más.

***

Siempre con los colores a cuestas

No olvido

Cuando rojos y negros

Corríamos delante de los grises

Poniéndoles verdes.

 

Cuando rojos y verdes

Temblábamos bajo los azules (de camisa)

Bordada en rojo ayer.

 

Asco color marrón

Que siempre huele a pólvora.

 

Páginas amarillas leo hoy

Para encontrar a un fontanero que no me clave.

 

Siempre con los colores a cuestas.

Siempre con los colores en la cara

Por la vergüenza de ser honesta.

Siempre con los colores en danza.

 

Rojo contra azul.

Negro contra marrón

Como si uno fuera Dalí o Miró.

 

Gloria Fuertes en “Mujer de verso en pecho”

 

Artículos relacionados:

¿Quieres compartirlo?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin