Tiempo de lectura estimado: 1 minutos

Antes de empezar a nutrir esta sección, he visto necesario aclarar su razón de ser. El año pasado descubrí la magnífica existencia de los Clubes de Lectura en algunas bibliotecas públicas. Por cercanía, mi biblioteca predilecta es la de Las Conchas en Salamanca. Siempre he sido ávida lectora, pero nunca antes había participado en ninguna iniciativa de este tipo.

Hace un año, cuando quise apuntarme, las plazas estaban ocupadas y me quedé con las ganas. Sin embargo, este año me inscribí rauda y veloz en uno de los Clubes de Lectura y llevo algo más de un mes participando en el mismo.

Mi experiencia hasta la fecha está siendo fantástica. Como debutante en el club, el terreno de aprendizaje que me queda por delante es enorme. En lo poco que llevo, ya he visto progreso en mi forma de acercarme a la literatura. Antes, mi afán era principalmente dejarme llevar por ella y disfrutar del viaje. Tenía muy claros los requisitos que determinaban enseguida si la historia y los personajes me seducían o no.

Es a través de la participación en el club cuando me he dado cuenta de lo simplista de este enfoque inicial. Leer un libro y comentarlo con más gente enriquece enormemente la visión del mismo. En el seminario, la literatura que se nos propone la biblioteca es rompedora, diferente respecto a la que yo estaba acostumbrada a leer.

Acercarnos a obras actuales y a escritores noveles me ha ayudado a enfrentarme a obras que rompen moldes y buscan innovar hasta límites insospechados en la forma y en el contenido. Mi reacción inicial fue de rechazo, pero he aprendido a darle una oportunidad y a leer con otros ojos, sin estar tan pendiente de si es de mi agrado o no y pensar más en la destreza del autor para hacer un retrato de la historia.

Los comentarios de los compañeros – más compañeras que compañeros – hacen que las sesiones sean sumamente entretenidas e interesantes, pues es a través de este intercambio cuando te das cuenta de detalles que pasaste por alto y que pueden cambiar la percepción de la historia. Los libros que leemos en el Club de Lectura son muy sugerentes y suelen dar mucho que hablar, por lo que nunca falta conversación.

En esta sección quiero compartir con vosotros las impresiones de cada obra que leamos, enriquecidas por la puesta en común en el club. En paralelo, sigo leyendo libros fuera de este marco y también estos tendrán cabida en esta categoría de Macedonia Narrativa.

Y vosotros, ¿alguna vez habéis participado en un Club de Lectura? Me encantaría conocer vuestra opinión, no dudéis en compartirla en los comentarios.

Artículos relacionados:

¿Quieres compartirlo?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin